mindfulness
4.3 (85%) 4 votes

¿Sabías que a diario te suceden un millón de cosas maravillosas pero ni siquiera te das cuenta de ellas?

Puede sonar como una exageración, pero ¡así es!

Lo que sucede, es que ciertas cosas suelen pasar desapercibidas o quedan en un segundo plano, debido al estrés generado por la rutina y la rapidez con la que estamos acostumbrados a vivir y hacer las cosas.

Pocas veces valoramos esos pequeños instantes maravillosos que suceden a diario, porque estamos en piloto automático o simplemente centramos nuestra atención en los problemas, preocupaciones, en el pasado, en el futuro o en el trabajo.

A veces ni nos percatamos de la cantidad de cosas buenas que ocurren a cada instante, pues nos acostumbramos a vivir pensando en el futuro, olvidando que el presente es ahora y hay que vivirlo, pues el tiempo no regresa.

¿Qué es el mindfulness?

ejercicios de mindfulness

Ahora que ya sabes lo afortunado que eres, te diremos cómo puedes comenzar a disfrutar de esas pequeñas cosas.

A través de los ejercicios de mindfulness es posible alcanzar un nuevo nivel de plenitud y bienestar, pero primero vamos a explicarte qué es el mindfulness.

El mindfulness es un estilo de vida que consiste en tener la conciencia plena en el ahora, disfrutar el momento y concentrarse en cada cosa que haces.

Dicho de una manera mucho más sencilla, no es más que vivir el presente con intensidad; puedes practicarlo en cualquier momento, no hay límites.

Ahora te puedes estar preguntando: ¿Es el mindfulness sinónimo de meditación?

La meditación va de la mano con esta filosofía, pero se diferencian en que el mindfulness es una forma de vida y se aplica en todo momento, la meditación es un instante de concentración plena.

Antes de pasar a los ejercicios, recuerda que el mindfulness es una actitud que tomas ante la vida y ante los problemas. Con esto queremos decir que no te limites solo a realizar los ejercicios, también puedes mejorar tu manera de pensar, ve más allá.

5 ejercicios de mindfulness para calmar tus nervios y ansiedad

ejercicios de mindfulness

Ahora aprenderás cómo comenzar un nuevo estilo de vida a través de estos ejercicios de mindfulness que serán extraordinariamente efectivos para mejorar tu capacidad de relajación, concentración y ser más productivo.

Estos ejercicios son muy sencillos, así que puedes aplicarlos en casa o en tu oficina sin problemas. ¡Comenzamos!

Al despertar

Es el momento más importante porque determina cómo transcurrirá el resto de tu día. Es normal levantarse en piloto automático, salir de la cama directo al baño, cepillarse, desayunar y a trabajar.

Pero puedes deshacerte de este mal hábito con estos dos ejercicios:

1) Consigue un lugar tranquilo, silencioso y sin distracciones. Si hay, apaga el televisor, la computadora, aleja el celular y mantente en silencio. Concéntrate en tus pensamientos y déjate llevar.

Ahora, intenta formar pensamientos positivos, visualízate en un lugar en el que te gustaría estar, piensa en cosas que te traigan paz.

2) Cuando sea la hora de desayunar, concéntrate en los sabores, los olores, los sonidos, el momento. Disfruta cada bocado, ¡siéntelo! Conecta con ese momento presente y experimentarás sentimientos gratificantes.

En los breaks de trabajo

En esos momentos libres, aprovecha para relajar tu mente con el siguiente ejercicio:

3) Centra tu atención en la respiración. Inspira lentamente hasta llenarte de aire y luego expira por la boca. SI alguna distracción se presenta, obsérvala y regresa de nuevo a la respiración.

Este ejercicio resulta ideal para desactivar el piloto automático en el que solemos estar y nos hace más conscientes del ahora, deteniendo el flujo constante de pensamientos para así poder liberar tensiones y relajar la mente.

Al acostarse

Este es un momento importante porque es cuando el organismo descansa de todo lo que sucedió en el día. Así que es un buen momento para dedicarle unos minutos a tu cuerpo y practicar este ejercicio:

4) Escuchar música tiene muchos beneficios, por lo tanto esto se utiliza en muchas terapias. Cuando escuchas música varios sentidos comienzan a trabajar.

Sobre todo si la música es relajante, puedes centrar tu atención en cada nota, cada vibración y sonido, logrando alcanzar rápidamente un estado de relajación y sentir los efectos calmantes. Este es un gran ejercicio, además resulta gratificante si escuchas una melodía que te agrada.

De hecho, una buena idea es escoger esas canciones que tanto te gustan, en versión piano, solo melodía, así la experiencia será aún más placentera.

Verás que irte a dormir después de esto será más placentero.

El quinto ejercicio será hacer limpieza, pero no solo en su significado literal, te hablamos de una limpieza más espiritual. Por ejemplo, deshacerte de lo que ya no sirve, puede significar seguir adelante y liberarte de ataduras.

A veces el desorden genera estrés, entonces cuando te dispongas a organizar tu cuarto o a limpiar tu casa, tómalo como un ejercicio desestresante y positivo. Si piensas de esta manera, verás que después de hacerlo te sentirás renovado.

También puedes intentar reorganizando los muebles de alguna habitación. Será algo muy positivo si lo ves de esta manera, en lugar de verlo como una tarea pesada o una obligación. La clave de todo es concentrarte en cada cosa que hagas.

Mindfulness y autohipnosis

mindfulness

Esta puede ser una fórmula verdaderamente efectiva, pues la autohipnosis es un estado de relajación donde la mente permite el acceso a lugares que suelen estar escondidos, convirtiéndose en uno de los métodos más poderosos para generar cambios positivos.

A diario realizamos cosas de manera consciente que son impulsadas por el inconsciente.
Esto influye en todo lo que hacemos, por lo tanto, con la autohipnosis se busca acceder al inconsciente para usarlo a nuestro favor, reorientando lo que está dentro de él para que esto nos pueda ayudar a estar mejor.

Esto es lo que también se busca con el mindfulness, practicar ambas te dará resultados increíbles además de múltiples beneficios como:

  • Podrás dejar a un lado las adicciones y conductas negativas.
  • Aumenta la autoestima, la confianza personal y el equilibrio en la vida.
  • Mejora la sensación de control, sobre todo en situaciones de estrés.
  • Elimina el insomnio, la fatiga y el nerviosismo.
  • Mejora la capacidad de concentración, la memoria y la creatividad.
  • Permite gestionar las emociones.
  • Ayuda a tener una actitud más positiva y activa.
  • Elimina los miedos (miedo al público, al fracaso, a cometer errores, etc.).
  • Mejora las relaciones interpersonales.
  • Desarrolla la inteligencia emocional.

Como puedes ver, los ejercicios de mindfulness están pensados para desarrollar tu capacidad de mantenerte en el aquí y el ahora y maximizar tus capacidades de concentración y relajación para usarlas a favor de tu bienestar emocional y psicológico.

Practicarlos será el inicio perfecto para llevar una vida mucho más feliz y tranquila.

6 thoughts on “5 ejercicios de Mindfulness para alcanzar la calma interior”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *