Rate this post

INTRODUCCIÓN

Desafortunadamente, el acoso escolar o bullying ha hecho espacio en la vida de nuestros hijos y genera consecuencias graves para ellos. Se trata de una práctica negativa y creciente en la sociedad, que como padres y adultos estamos en el deber de identificar y atacar a tiempo.

La interacción en la escuela no es algo fácil de manejar para todos los niños, por eso es en esta etapa cuando los padres deben afianzar valores para combatir cualquier tipo de abuso.

Desde el hogar debemos trabajar para fomentar en nuestros hijos sentimientos y conductas apropiadas para evitar ser víctimas o victimarios del acoso escolar.

A continuación, abordaremos algunos puntos que te ayudarán a identificar el bullying y a saber cómo enfrentarlo.

¿Qué es el Bullying?

El acoso escolar o bullying es una situación de abuso o maltrato -físico o psicológico- que sufre un niño y el cual es llevado a cabo por sus compañeros. Las conductas de los agresores pueden pasar de la intimidación al daño físico.

Las personas que aplican el acoso o bullying lo hacen para imponer su poder o carácter sobre sus compañeros. Lo hacen a través de amenazas, insultos, sometimientos que cada vez se vuelven más recurrentes y agresivos sobre las víctimas.

Esas prácticas no solo resultan negativas en el entorno escolar sino devastadoras, ya que producen en la víctima del acoso, miedo, dolor y angustia. Este tipo de abuso incluso ha llevado a niños al suicidio, por lo que se hace vital detectar y frenar dicha situación.

Cómo identificarlo y qué hacer en casos de Bullying

De acuerdo con expertos, el acoso escolar o bullying tiene aspectos que son clave para poder detectarlo:

  • Desequilibrio de poder entre acosador y la víctima. Ese desequilibrio puede ser real o solamente percibido por quien recibe el bullying.
  • La agresión puede llevarse a cabo por una sola persona o un grupo.
  • Comportamiento intimidante y agresivo en contra de una víctima de forma reiterada.

Tipos de bullying

  • Verbal

Este tipo de agresión se manifiesta a través de insultos, palabras ofensivas y humillantes destinadas a intimidar, menospreciar y mermar el autoestima en la víctima.

  • Psicológico

Se puede manifestar a través de amenazas e intimidaciones que se realizan de forma sistemática contra la víctima. Este tipo de agresión busca la imposición de poder.

  • Físico

Agresión física que puede ser aplicada a través de empujones, patadas o golpes con objetos. Se trata de un tipo de abuso que pone en peligro la integridad física de la víctima.

  • Social

Se lleva a cabo a través de prácticas de exclusión en actividades de grupo. El o los agresores suelen ignorar a la víctima e impiden que esta se relacione con el resto de los compañeros.

Cómo identificarlo en la víctima

  • Habla menos

Cuando el niño de un momento a otro se cohíbe de hablar en el hogar, deja de contarte su rutina en la escuela, es posible que esté sufriendo acoso escolar.

  • El niño se vuelve más sensible

Si tu hijo comienza a llorar o molestarse más fácilmente que de costumbre, comienzas a verlo deprimido o apático, es probable que esté siendo víctima de bullying.

  • Se vuelve introvertido

El niño comienza a dejar de comunicarse con sus amigos y familiares cuando nunca fue así. Incluso deja de expresar emociones. Esta conducta es señal de acoso escolar.

  • No quiere acercarse a sus amigos

Si tu hijo deja de hablar con sus amigos y ahora prefiere quedarse en casa es posible que esté atravesando una situación de acoso.

  • Pierde el apetito

La pérdida del apetito es una respuesta física a determinados estados emocionales causados por el acoso como el miedo, la angustia y ansiedad.

  • Descuida notas y estudios

El bullying suele generar en la víctima un estado de ansiedad incesante que causa que el niño descuide sus estudios.

  • Sufre episodios de ansiedad

El bullying causa en el niño un alto nivel de ansiedad que puede manifestarse a través de ataques de pánico, dificultad para respirar y aceleración cardiaca.

  • Comportamiento agresivo

No todas las víctimas de bullying se cohíben o se encierran en una burbuja, algunos manifiestan agresividad como mecanismo para llamar la atención y expresar lo que no pueden con palabras.

Técnicas para superarlo

Para actuar contra el bullying y ayudar a nuestros hijos para superar el acoso, lo primero es estar muy atentos a las señales y conductas que confirman la situación.

Una vez identificado el bullying te recomendamos:

  1. Educa

Educar es una tarea que no solo recae en la escuela. Valores como el respeto, la empatía y consideración hacia el entorno son responsabilidad de los padres.

  1. Promueve tolerancia

Los niños absorben todo lo que ven en casa, como padres prediquen con el ejemplo. Que vean armonía en el hogar es importante, pero sobre todo deben aprender que como seres humanos somos diferentes y eso debemos respetarlo incluso si no estamos de acuerdo con el otro.

  1. Fomenta la comunicación

Este punto es súper importante. Cuando nuestros niños se sienten escuchados no hay razón para que sientan miedo o inseguridad para contarnos lo que les ocurre.

De esta forma, no solo podrán ayudar para que actuemos de inmediato, también podrán enfrentar y superar más efectivamente el problema.

Cierre

Está en nuestras manos como padres proteger a nuestros hijos, no solo de ser víctimas de acoso sino de convertirse en acosadores. Para ello, es esencial que les aportemos herramientas que refuercen sus valores como seres humanos y que interioricen el respeto por su entorno.

Es fundamental que enseñemos a nuestros hijos que cada ser humano merece respeto, incluso si es diferente o no piensa igual a nosotros. También es necesario vigilar las conductas de los niños, ya que muchas veces se puede caer en el error de ignorar ciertas actitudes que pueden dar señal del problema.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *