Ansiedad para Dummies
5 (100%) 5 votes

Oímos mucho de ella en las noticias, trabajo e internet, pero pocos entienden realmente qué es la ansiedad. Esta se trata de un miedo o aprensión de lo que está por venir, ya sea el primer día de escuela, ir a una entrevista de trabajo o dar una plática que nos da nervios.

Pero si tu malestar es extremo, ha durado por más de seis meses e interfiere con tus actividades diarias, quizá deberías considerar que sufres de un problema de ansiedad. Esto no es motivo para preocuparse en demasía, pues hay mucha gente que, aunque no lo expresan, se sienten así.

En caso de que no estés seguro o te preguntes ¿cómo me afecta la ansiedad?, te explicamos a continuación, cómo detectar este desorden, reconocer sus síntomas y lo más importante, cómo tratarlo para que no tengas ese sentir que puede arruinar tus planes.

¿Qué es la ansiedad?

Es normal sentirse nervioso cuando estamos por mudarnos a una nueva casa, ingresamos a un nuevo trabajo o tenemos un examen. Este sentimiento de ansiedad es desagradable, pero puede motivarte a trabajar más duro. La ansiedad normal es parte de la vida y va y viene.

En caso de que la ansiedad se presente como un desorden, podríamos sentirla a lo largo de todo el día, es intensa e incluso nos debilitaría lo suficiente como para evitar el desarrollo normal de nuestra vida cotidiana, en ese sentido cabría la posibilidad de que necesitemos buscar ayuda.

Este tipo de ansiedad produce el hecho de que dejemos de hacer las cosas que necesitamos o incluso las que disfrutamos. En casos extremos puede ocasionar que, por ejemplo, no subamos a un elevador por miedo, nos cueste trabajo cruzar la calle u odiemos salir de casa.

Los problemas de ansiedad son la forma más común de los desórdenes emocionales y pueden afectar a cualquier persona sin importar su edad, sin embargo, es muy común que estas complicaciones sean manifestadas en mujeres.

Para poder entender un poco más acerca de cómo nos afecta la ansiedad, debes comprender que no todos los casos son idénticos.

Distintas personas pueden presentar diversos problemas de ansiedad, todo dependiendo de su entorno, ideología y realidad. A continuación, la clasificación de los distintos desórdenes de ansiedad:

  • Desorden de pánico: Consiste en experimentar constantes ataques de miedo en momentos inesperados. La persona que sufre este desorden puede vivir temerosa de solo pensar en atravesar situaciones cotidianas, como estar en un área pública, como una plaza o la oficina.
  • Fobia: Miedo irracional ante ciertos objetos, escenarios, personas o actividades.
  • Desorden de ansiedad social: Terror de ser juzgado por otros en eventos sociales sin saber quién nos puede ayudar a tratar con los nervios.
  • Desorden obsesivo compulsivo: Recurrencia de pensamientos no lógicos asociados a la manera en la que realizamos las cosas y la repetición de conductas.
  • Ansiedad por separación: Se manifiesta por el estrés que nos provoca el estar lejos de nuestros seres queridos o cuando se nos obliga a entrar a un nuevo círculo de amigos o trabajadores.
  • Ansiedad de la enfermedad: También conocida como hipocondría, este tipo de ansiedad nos provoca miedos sin fundamento acerca del estado de nuestra salud.
  • Desorden de estrés postraumático: Condición que se deriva por haber pasado por un evento traumático, como un asalto, la muerte de un familiar, etc. Esto por lo regular viene acompañado por un sentimiento de que otros no entienden cómo nos sentimos.

ansiedad psicologia confianza profesional

¿Cómo detectarla?

Claramente, para poder saber si alguno de estos desórdenes está afectando nuestras relaciones intrafamiliares y con la sociedad en general, es importante poder identificar los síntomas más comunes a los que se enfrentan las personas con problemas de ansiedad.

La manifestación de la ansiedad puede variar entre cada individuo. Los sentimientos van desde las famosas “mariposas en el estómago” hasta un aumento exagerado en el ritmo cardíaco.

Cabe la posibilidad de sentirse fuera de control, como si no hubiera conexión entre mente y cuerpo. Otras personas pasan por pesadillas, ataques de pánico, pensamientos dolorosos o memorias que no nos ayudan a realizar las tareas sencillas.

El estado general es de miedo o preocupación y puede que evitemos ir a ciertos lugares o frecuentar a parientes específicos. Los síntomas generales de la ansiedad son los siguientes:

  • Nuestro corazón late muy rápido.
  • Respiración agitada.
  • Cansancio a pesar de dormir bien.
  • Problemas de concentración.
  • Dificultad para quedarse dormido.

Si bien, como mencionábamos, estas son las complicaciones con las que la mayoría de las personas que lidian con la ansiedad se encuentran, estas son tratables a través de terapia o medicación, por lo cual recomendamos que visites a un especialista para verificarlo.

¿Quién la trata?

ansiedad hombre

Si necesitas ayuda, existe la opción de realizar pequeños cambios en tu estilo de vida. No te cierres al cambio, ligeras implementaciones de hábitos a la larga, te harán notar un cambio significativo en tu vida y el estrés y la ansiedad se volverán cosas del pasado.

Lo que sí hay que recalcar, es que a pesar de que la ansiedad es un padecimiento común, no debes dejarte llevar por recomendaciones de conocidos o por aquello que leas en internet, pues solo un especialista podrá determinar si requieres psicoterapia o una receta de ansiolíticos y antidepresivos.

Es enorgullecedor salir adelante a través de los propios logros y autocontrol, pero no hay que olvidar que vivimos en una sociedad, y a pesar de que el cuerpo es la máquina perfecta, nosotros no somos robots.

Es imperativo el saber cuándo se necesita ayuda y que al igual que la gente a la que admiramos, en todo momento estemos tomando las riendas de la vida sin temor a fracasar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *