cambio de vida radical
Rate this post

Un cambio de vida radical siempre cae bien, nos permite retarnos a nosotros mismos, cambiar de perspectiva y alcanzar nuestros sueños, aunque para ello tengamos que trabajar primero en dejar de lado el miedo que produce estar al frente del dilema del cambio.

Una vez tomada la decisión, ¡vamos con todo!

Sin embargo, cuando se llega a cierta edad es más difícil enfrentar esta realidad. El mundo parece hecho para los jóvenes, con toda su irreverencia. La posibilidad de cambiar de vida a los 40 años suena lejana y para muchos la única salida es resignarse.

Con este panorama, ¿cómo emprender un proyecto en esta etapa de la vida?

La vida después de los 40

Es muy común que cuando un adulto habla de sus deseos de cambiar de vida a los 40, algunos lo relacionen con la llamada “crisis de los 40”. Pero esta fase, que todos podemos llegar a experimentar, no es el fin.

Sí, hombres y mujeres viven diferentes procesos en esta década de vida. Esta “crisis” se refleja de diferentes maneras que están relacionadas con la inteligencia emocional, la salud física y mental, e incluso con el nivel de espiritualidad o la filosofía de vida de cada persona.

A pesar de ello, no debe vivirse como un problema sin solución. Ya hemos escuchado que la edad no es más que un número, así que es momento de romper el molde y hacer ese cambio de vida radical que tanto hemos estado pensando.

cambio de vida después de los 40

Los beneficios de cambiar de perspectiva

En su libro Momentos emocionales, la escritora Ani Alexander narra historias cortas sobre la vida, mientras que en su blog se centra en las herramientas para incrementar las posibilidades de vivir una vida plena, exitosa y feliz que le han dado reconocimiento.

Entre los textos de Ani, hay un tema que aparece con frecuencia: los beneficios de hacer un cambio de vida radical y cambiar de perspectiva. Ella los resume en 10 claves:

  1. Crecimiento personal: Maduras y aprendes cosas nuevas en cada proceso de cambio.
  2. Flexibilidad: Lo que genera una mayor capacidad de adaptarse a nuevas situaciones.
  3. Optimización: Descubres que cualquier aspecto de la vida puede mejorar.
  4. Valores de vida: Un cambio de vida radical nos permite reevaluarlos y ajustarlos.
  5. Efecto “Bola de nieve”: Un pequeño cambio puede llevar a otros más profundos.
  6. Fortaleza: Los cambios a veces traen períodos negativos, superarlos nos permite crecer.
  7. Progreso: Todos esos planes que tenías tanto tiempo guardados comienzan a avanzar.
  8. Oportunidades: Un cambio de vida radical abre las puertas a nuevos escenarios.
  9. Nuevos comienzos: Es el momento de arriesgarte con nuevos proyectos, empezar de cero.
  10. Cambiar la rutina: ¿Imaginas pasar la vida haciendo exactamente lo mismo cada día?

¿Cómo hacer un cambio de vida radical?

Cuando la idea del cambio ya se ha instalado en nuestra vida, pasamos por una fase de cuestionarnos todo: ¿Por qué no estoy satisfecho con mi vida actual? ¿Qué quiero lograr con este cambio de vida radical? ¿Hacia dónde quiero ir? ¿Qué sueños tengo pendiente? ¿Valdrá la pena?

Presta atención a las respuestas que le des a esas preguntas, son la base para lo que viene.

Cuando no sabes cómo emprender un proyecto, o no encuentras por dónde comenzar para cambiar de vida a los 40, necesitas trabajar en pequeñas tareas que te ayuden a encontrar el camino que quieres tomar.

Haz una hoja de ruta

Crea planes de acción y define objetivos para lograr eso tan anhelado. Luego es momento de establecer las tareas más específicas que nos permitirán avanzar dentro de nuestro cambio de vida radical.

Por ejemplo, es posible que en tu plan quieras iniciarte en la práctica de yoga para tener una vida más saludable. Comienza investigando más sobre la práctica, identifica lugares cercanos donde tengan clases y horarios que te convengan, visita el lugar y apúntate a tu primera lección.

Con acciones simples se va definiendo el camino hacia los cambios mayores. Es como el efecto “bola de nieve” que comentaba Ani Alexander entre los beneficios de cambiar de perspectiva.

hacer un cambio de vida

Mejora tus hábitos

Muchas personas agotan su energía en cosas que muy pocas veces les dejan algo valioso al final del día. ¿Cuál es el mal hábito que domina tu rutina? ¿Qué consecuencias tiene en tu salud mental o física? ¿Qué puedo hacer para cambiarlo?

Desde dejar de fumar o dormir mejor, hasta optimizar los contenidos que revisamos cuando estamos usando nuestro teléfono celular, todo puede marcar la diferencia. Según especialistas, para lograr un cambio de hábito se necesitan 21 días al hilo para enfocarnos en realizar actividades más saludables.

Trabaja en ello y verás cómo comienzan a mejorar otros aspectos de tu vida.

Celebra tus logros

Cada avance en tu plan es un motivo de celebración y felicidad. Una de las cosas más difíciles en la vida es asumir riesgos y salir airoso de ellos, más si se trata de un cambio de vida radical.

Si estás encaminando tu proyecto, cambiaste un hábito, alcanzaste una meta que creías imposible o cualquier logro que te llene, vale la pena. Al final del día, el deseo de ir por más es el fuego que te mantendrá vivo.

Busca ayuda profesional

Un profesional te ayudará a encaminar mejor este nuevo proyecto de vida que quieres iniciar. Para ello, tienes varias opciones:

  • Terapia psicológica: En esta etapa de transición surgen muchas interrogantes y se eleva el nivel de ansiedad. Convierte este cambio de vida radical en un viaje hacia tu interior y disfruta cada tramo.
  • Meditación: Esta es una técnica efectiva para alcanzar la claridad de pensamiento y acción. Las sesiones de meditación te acercarán al equilibrio, la paz y el manejo consciente de tus pensamientos y emociones.
  • PNL: La Programación Neurolingüística ofrece valiosas herramientas para hacer uso correcto de las palabras, además de reemplazar los pensamientos con afirmaciones que reprogramen al cerebro para vivir a plenitud.
  • Hipnosis: Existen muchas dudas alrededor de la hipnosis, pero esta disciplina es un recurso terapéutico muy efectivo para gestionar los cambios que estás viviendo en estos momentos.

 

 

La posibilidad de aventurarse en un cambio de vida radical está en tus manos. No importa si tienes 20, 40 o 70 años. Con una decisión firme y un camino claro, puedes alcanzar cualquier cosa que te propongas.

2 thoughts on “¡Nunca es tarde! Descubre cómo hacer un cambio de vida radical”

  1. Me parecen astante acertados las apreciaciones, ya que lo hace práctico. Como el efecto bola de nieve, los cambios de rutinas, mejoras de hábitos, pero sobre todo el diseño de la hoja de ruta que me permita alcanzar los objetivos planteados, Sin acción concreta, no queda nada. Paso a paso es el mejor resultado, es lo que estoy intentando probar en mi página, http://www.alcanzandoimposibles.com, saludos!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *