Rate this post

INTRODUCCIÓN

Desde que tenemos uso de razón estamos escuchando frases del estilo “esto es imposible” o “nadie puede hacerlo, es muy difícil”. Esto a la larga genera en nosotros una actitud llena de barreras que no nos dejan avanzar. ¡Es hora de hacer cambios en tu vida!

La clave está en ver el bosque a través de los árboles, mirar el vaso medio lleno y no medio vacío. Es decir, ser positivo y mantenerse enfocado, pese a cualquier obstáculo o impedimento. Y te preguntarás ¿cómo? Siempre hay un camino listo para transitar hacia el éxito, solo debes buscarlo. 

Para vencer tus dificultades es necesario, primero que nada, transformar tu pensamiento y actitud ante la vida. No se trata de ver todo color rosa, sino de enfocarnos y trabajar internamente para lograr lo que deseamos. A continuación, aprenderás la forma de salir airoso frente a cualquier situación negativa. 

Empieza a hacer cambios en tu vida

Existe una frase muy famosa: “La definición de la locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Estas palabras tienen lógica, ¿no lo crees? Frente a cualquier situación que te esté afectando, piensa un minuto ¿hay alguna otra manera de actuar?

Si realmente deseas que ese obstáculo sea borrado, apartado de tu camino, debes cambiar tu dinámica. Haz la prueba y si te ayuda, crea un listado de todo lo nuevo que estés implementando. Esto te brindará nuevas ideas para situaciones futuras.

Todos atravesamos escenarios difíciles y se nos presentan obstáculos, pero nuestro accionar frente a los problemas no es igual. Esto definitivamente lo podrás aplicar en tu trabajo y en tu vida personal. Entonces, ¿cuál es la solución? Comienza a hacer cambios en tu vida y verás resultados.

Recuerda siempre que el hecho de realizar cambios en tu rutina no te garantizará efectos positivos. Es posible que tu plan no resulte y te genere otro problema. ¡Pero no seamos pesimistas! Cambiar te brindará mayor experiencia para dar el siguiente paso hacia la solución.

¿Has escuchado sobre la idea de cambiar los hábitos alimenticios para mejorar la salud? Lo mismo ocurre con nuestros temores profundos, obstáculos laborales, problemas personales, etc. Todo en esta vida se trata de las decisiones que tomemos, así que elige y avanza.

Sólo piensa en los pros y contras de tus elecciones, puedes tomar riesgos, pero armando tu estrategia cuidadosa y responsablemente. No todo debe salir perfecto la primera vez que lo intentes, date más de una oportunidad. Si quieres saber cómo superar tus obstáculos, mira todo lo que traemos para ti.

No ignores el problema: Sea cual sea el obstáculo que no te permita avanzar, no lo ignores. Podría ser cualquier cosa, un trabajo complicado, un proyecto que no termina de crecer o tu forma de razonar. Esta es la principal causa por la cual no se superan ciertos obstáculos.

De hecho, al hacer caso omiso a los obstáculos, cometerías siempre los mismos errores. Así que, si requieres ayuda, busca apoyo profesional o platícalo con tus familiares. No está de más intentarlo, recuerda que a veces, la solución está frente a nosotros, no te limites y exteriorízalo.

Controla tu actitud: Hacer cambios en tu vida incluye transformar tu actitud con respecto a cada problema u obstáculo. Esto te dará una perspectiva diferente y, por ende, una mejor manera de resolver. Cree en ti y en tus capacidades, has llegado muy lejos para renunciar, ¿cierto?

Muchas personas se ofuscan, no piensan con claridad y anteponen sus ganas de explotar a la razón. ¡Ten cuidado con estas reacciones! Si quieres soluciones, búscalas sin cesar. Somos humanos y poseemos sentimientos, nos podemos molestar, es absolutamente normal.

Pero no te quedes en ese callejón sin salida, no le des mayor importancia de lo que merece. Mucho menos creyendo que todo acabó y no hay remedio. Levántate con ánimo, es un nuevo reto que afrontar. Posees la capacidad de sobreponerte, hazlo y vence tus obstáculos.

Busca tu esencia: Todos tenemos fortalezas y debilidades, no debemos sentir vergüenza por ello. La clave está en conocernos, aprender a identificar lo mejor de nosotros. Encontrar esa fuerza que nos permita mejorar situaciones y corregir o superar obstáculos.

Visualiza este ejemplo: ¿Tienes habilidades en recursos humanos y un equipo de trabajo con diferencias para trabajar unidos? Desarrolla una estrategia funcional y trata de mediar para lograr un equilibrio. Aprovecha tu potencial y busca el balance que permita el logro de objetivos en común.

Afronta tus obstáculos: Es importante que trates de trabajar día a día sobre los problemas. Hacerlo te fortalecerá, ya que estarías dando la cara a situaciones incómodas. Da un paso a la vez con valentía, sin preocupaciones que te generen estrés. 

Deshecha aquellas ideas que te perturben, pensamientos negativos, ansiedades que te paralicen y no te permitan resolver. Piensa en el presente y trabaja enfocado hasta lograr un cambio. Ve adelante siempre porque todo es posible.

Salir de tu zona de confort

“Un estómago hambriento, una cartera vacía y un corazón roto te enseñan lo más valioso de la vida”. Palabras que nos muestran que las caídas y situaciones incómodas también tienen un propósito positivo. Pero depende cómo lo veamos, ciertas cosas nos afectarán, pero está en nosotros resistir.

Salir de la zona de confort produce temor, ya que allí, algunos factores están de algún modo, controlados. Sin embargo, al renunciar a esto darías un paso arriesgado y valiente, porque tendrías que afrontar todo lo venidero.

Imagina que vives en casa de tus padres, no te preocupas por la renta o mayores obligaciones. Pero ¿qué podría ocurrir si te mudas de manera independiente? Adquieres mayores responsabilidades y, de no hacerlo, terminarías en la calle.

En el área laboral habría un problema similar, ya que todo lo que hagas repercutirá en tu vida. Si te limitas a sentarte en tu computador y cumplir un horario, ¿cómo crees que avanzarás? Hay cientos de casos en empresas, donde los novatos lograron superar a sus jefes inmediatos.

¿Por qué crees que esto ocurre? Pues, porque lograron salir de su zona de confort. Incluso logran ascender primero que aquellos con más tiempo, debido a un esfuerzo mayor. Resulta muy cómodo cumplir con ciertos compromisos, además de llegar temprano a casa y dormir hasta el otro día.

Serías alguien capaz de reconocer el talento de otros sin temor a ser criticado. Asimismo, tener la suficiente valentía para instar a los demás a elevar su autoestima también. ¿Conoces cuáles son los pilares de la autoestima? Sigue leyendo y evalúa si posees estas bases. 

El amor propio: Un amor incondicional y capaz de generar cualquier efecto positivo. Esto tendría repercusión, no sólo en tu vida, sino en la de los demás. Cuando te valoras y te quieres a ti mismo, estás preparado para amar a los demás.

El crecimiento: Una de tus mayores fortalezas implican el hecho de transformarte en alguien mejor, mucho más valioso y útil. Si actualmente eres empleado, ¿por qué no soñar y tener algún día tu propio negocio? Aquí toma protagonismo y fuerza el hecho de hacer cambios en tu vida para lograrlo.

Equidad e igualdad: Se trata de sentirse valioso como individuo, en igual medida que aquellos que nos rodean. Nos permite valorar desde lo más pequeño hasta los grandes logros.

Salir de tu zona de confort te permitirá mantenerte orientado en lograr tus objetivos, además de no perder la motivación. Mientras menos evites afrontar los problemas, se te hará más simple el cumplimiento de tus tareas.

Además, si posees la suficiente confianza en ti mismo podrás lograr todo lo que te propongas. Acá te dejamos algunos tips para afianzar la confianza que requieres y cumplir tus objetivos. 

  1. La práctica: Sea cual sea la tarea que realices, procura mejorar la técnica cada vez. Sólo con la práctica te volverás más diestro en tu disciplina.
  2. La experiencia: Luego de meses o años tendrás más dominio sobre tus labores.
  3. Sé humilde: Trata de no nublarte por tus capacidades. Comprende tus alcances y sé realista. 
  4. Rétate a ti mismo: Mira los desafíos como nuevas oportunidades para mejorar.

Aunque estés en un medio incómodo, trata de avanzar un poco a diario, y si es posible, aprende y disfrútalo. Trata de obtener la resiliencia que necesites, organízate y mantén siempre la prioridad, elemento que te mantendrá a flote. 

Aprende de tus errores, no los resientas, eres humano y te equivocarás siempre. Lo importante no es errar, sino aprender de los errores para adquirir mayor experiencia. Trata siempre de mantener una actitud inspiradora, revolver energías para que las ideas fluyan, todos a tu alrededor lo notarán.

Cierre

¿Qué crees que ocurriría al vencer tus obstáculos? Te sentirás renovado, listo para disfrutar de una mejor calidad de vida. Esta situación se repetirá en tu zona laboral o en tu hogar, si así lo deseas. La forma más inteligente de mejorar es al hacer los cambios en tu vida.

Trata de detectar los errores a tiempo y trabajar para no cometer las mismas equivocaciones. Esto te aportará mejores oportunidades de adquirir experiencia sin tantas trabas. Recuerda que también puedes transformar los obstáculos en una gran ventaja.

Aún cuando no recibimos a los obstáculos de buena manera, podemos sacarles provecho. Tenemos que aprender a utilizarlos para nuestro beneficio, con un plan cuidadosamente desarrollado, representará un bien incalculable.

Abre tu mente, sé creativo y trabaja con constancia y determinación. Mantente enfocado en tus objetivos y simplifica los procesos para no agotarte tanto. Mientras más apertura haya sobre cualquier obstáculo, podrás darle solución más rápido. 

Sal de la zona de confort, este paso es esencial si quieres robustecer tus habilidades, convertirte en alguien mejor. Sé un modelo a seguir, pero siempre con humildad, nadie está por debajo de otro. Todos somos iguales y merecemos librarnos de complejos, vergüenzas y temores.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *