mujer-chica-auriculares-música-977020-mrcoach
3.3 (66.67%) 9 votes

Uno pensaría que cada que nos sentimos mal anímica o físicamente la solución se encuentra en las pastillas o inyecciones, cuando en realidad las soluciones efectivas también vienen en formas no tan invasivas para el cuerpo. De ahí que en ocasiones nos receten dietas o ejercicio.

Además de tener en cuenta nuestra salud, los medicamentos, por más necesarios que resulten, suelen ser caros y en ocasiones tienen efectos adversos como somnolencia, malestares estomacales o si no estamos muy bien informados, alergias.

Por otro lado, la música es parte de la vida diaria, a veces la utilizamos para hacer más amenos los traslados al trabajo, ponemos nuestra playlist favorita para hacer ejercicio o hasta tenemos un radio en el cuarto de lavado y lo prendemos a la hora de doblar la ropa.

Las canciones pueden cambiar nuestro estado de ánimo y como la música tiene tal impacto psicológico, es de esperarse que la musicoterapia haya sido estudiada en numerosas ocasiones y que se han encontrado varios beneficios a la hora de tratar enfermedades.

Definición de Musicoterapia

niña-música-la-moda-escucha-1990347-mrcoach

La musicoterapia es una disciplina de la psicología que usa la música para tratar asuntos emocionales, cognitivos y sociales. Se ha demostrado que esto ayuda a gente con enfermedades, pero las ventajas curativas de las melodías pueden ser aprovechadas por quien sea.

De acuerdo con la American Music Therapy Association la musicoterapia, es el uso clínico y comprobado a través de evidencia de intervenciones musicales para lograr metas determinadas haciendo uso de la terapia guiada por profesionales que están especializados en este ramo.

La conexión entre la música y las emociones ha sido conocida desde hace tiempo, conjunta a la habilidad de las canciones para influenciar la salud mental y física. Pitágoras, Platón y Aristóteles escribieron en su momento de las bondades curativas de este arte.

La musicoterapia como la conocemos empezó en los sesentas cuando los científicos empezaron a comprobar sus hipótesis con estudios científicos. Ya en los setentas se integró a la cultura “new age” en donde se auxilió de disciplinas como el yoga y meditación.

Entendemos que quizás no creas en cosas como estas, pero hoy en día la terapia musical tiene la suficiente validez como para ser practicada en hospitales, clínicas, escuelas y centros de rehabilitación.

¿Funciona la musicoterapia?

Estamos convencidos de que si no has experimentado la musicoterapia todo esto puede sonar a charlatanería, por lo que te explicaremos de que consiste para que te convenzas de que en ocasiones las ideas poco tradicionales te llevan al bienestar.

Los terapeutas que ejercen la musicoterapia trabajan en sesiones uno a uno para resolver los problemas de los pacientes de una forma no verbal, sino musical. El especialista empieza con un ritmo e invita al paciente a seguirle con sus propios instrumentos o voz.

Alternativamente el terapeuta puede pedirle al paciente que escuche canciones relajantes para curar su estrés y ansiedad. A través de las reacciones que se tienen es posible determinar la salud mental y física del individuo, además de poder planear acciones a futuro para él tratamiento.

Tampoco hace falta preocuparse, no se necesita forzosamente saber tocar algún instrumento, el propósito de la terapia musical es expresarse con las melodías improvisando y respondiendo sin preocupaciones del nivel de habilidad que se tenga.

El impacto que tiene la música en el individuo influye en muchos factores, tales como el ritmo cardiaco, respiración y promueve la producción de endorfinas, además de reducir la tensión muscular y ayudar al tratamiento de memorias negativas que estaban reprimidas.

Para complementar la terapia musical, se usan también imágenes que producen un estado alterado de la conciencia que estimulen la creatividad del individuo.

música-kids-niños-jugar-xilófono-818459-mrcoach

Terapia Musical para niños y adultos

Obviamente la metodología puede variar entre cada especialista, pero lo que es innegable es que la música invita a la imaginación, siendo especialmente recomendada para los más pequeños, ya que ayuda a su desarrollo emocional y a que logren tener una identidad propia.

Si aun no estas seguro de si esto es para ti o para tus seres queridos que han tenido dificultades sentimentales, a continuación enlístamos algunos ejemplos de condiciones que pueden ser remediadas con el uso de las melodías.

 

  • Autismo: Se trata de un desorden mental que impide el desarrollo del afectado, sobre todo en la comunicación e interacciones sociales. Estudios científicos han comprobado que los afectados suelen tener una mejor respuesta ante la terapia musical que otras personas.

 

  • Demencia: Básicamente es la perdida de funciones cognitivas que nos ayudan a entender las cosas y es causado por cambios en el cerebro incluidos por trauma o enfermedad. Los afligidos por esta enfermedad pueden ver sus síntomas disminuidos y que su autoestima mejora con la música.
  • Depresión: Pese a lo que muchos piensen, la depresión es también una enfermedad que afecta negativamente al cuerpo, animo y pensamientos. La musicoterapia resulta más útil para la gente de edad media, pues, los hace más receptivos ante los efectos de los ansiolíticos.
  • Desarrollo infantil: Existen evidencias de que la música que percibe el útero durante el periodo de embarazo puede llevar al niño a ser más responsivo ante las expresiones creativas y a que cuando nazcan, mantengan un peso saludable y se puedan relajar fácilmente.

La música es una de las expresiones más admirables que ha descubierto la humanidad, ya que trasciende fronteras, generaciones, genero e ideología. Y ahora con esta información, podrás darte cuenta de que su uso no solo se limita a la diversión, sino también a la curación con terapia.

Si todavía te encuentras un poco reacio a intentar esta filosofía, recuerda la primera vez que escuchaste tu canción favorita, cuáles son las melodías que te recuerdan a tu pareja o aquellas que pones cuando estas triste y te será imposible negar que la música influye en ti.

Así como somos los autores de nuestra vida y escribimos cada página de ella, tampoco estaría mal que le pongamos una banda sonora. Aprender a toca o a cantar te llevará a expresar mejor lo que sientes y mejor aún, darle a conocer a los demás todo lo que somos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *