Rate this post

INTRODUCCIÓN

Las palabras “hablar en público” causan miedo y ansiedad en las mentes de personas competentes y seguras. ¿La idea de hablar frente a un grupo evoca miedo, te hace sudar y te palpita muy rápido el corazón? Es probable que tengas glosofobia; el miedo a hablar en público.

¿Qué es el miedo a hablar en público?

La glosofobia es uno de los miedos más comunes. Hay muchas maneras de darse a conocer, ¿por qué molestarse en superar las inquietudes al hablar en público? Ascender al podio no solo te posiciona como un experto en tu área de negocios, sino que te hace sentir más seguro.

Presentar un discurso te hace más cercano a tu mercado objetivo y genera confianza. A diferencia de las llamadas frías sin fin, las personas con las que te presentas y das seguimiento, son más receptivas a escuchar cualquier tipo de ofertas que puedas llegar a ofrecerles.

Causas y cómo identificarlo

Comunicar tus ideas claramente y presentarlas abiertamente en un foro público es un componente esencial del éxito en varios ámbitos de la vida. Es por eso que resulta muy importante el identificar el miedo a hablar en público y superarlo. 

Ser un buen orador puede ayudarte a avanzar en tu carrera, hacer crecer tu negocio y formar colaboraciones sólidas. Puede ayudarte a promover ideas y dirigir a las personas a tomar acción sobre temas que les afectan directamente y a la sociedad en general.

Hacer bien cualquiera de estas cosas requiere una buena posición frente a una audiencia para presentar un discurso, una idea o un cuerpo de trabajo. Y a veces lo único que se interpone entre nosotros y la audiencia es el miedo.

Mientras que algunas personas experimentan una forma debilitante de glosofobia, incluso una forma más leve puede tener efectos devastadores.

El miedo a hablar en público puede evitar que corras riesgos a la hora de compartir tus ideas y pierdas oportunidades. También, evita que hables sobre cosas que te molestan en tu trabajo y que afectes a muchas personas. Como resultado, esto puede afectar cuánto creces personal y profesionalmente.

Al mismo tiempo, cualquier experiencia negativa de hablar en público hará que sea menos probable que hables en público en el futuro; el miedo te enseña a protegerte de situaciones de riesgo.

El miedo a hablar en público no está tan relacionado con la calidad de un discurso como con la forma en la que el hablante se siente, piensa o actúa cuando se habla ante un foro de personas desconocidas.

El miedo y la ansiedad implican la excitación del sistema nervioso autónomo en respuesta a un estímulo potencialmente amenazante. Cuando nos enfrentamos a una amenaza, nuestros cuerpos se preparan para la batalla. 

Esta hiperactivación conduce a la experiencia emocional del miedo e interfiere con nuestra capacidad de actuar cómodamente frente al público. Eventualmente, esto evita que las personas busquen oportunidades para hablar en público.

Otro factor involucra las creencias de las personas sobre hablar en público y sobre sí mismas como oradores, lo cual le puede llegar a resultar bastante problemáticos si lo que desean es poder desarrollar técnicas para dejar atrás su glosofobia. 

Se puede identificar el miedo de hablar en público cuando las personas sobrestiman la necesidad de comunicar sus ideas frente a otros, viendo el evento de hablar como una amenaza potencial para su credibilidad, imagen y oportunidad de llegar a una audiencia.

Las opiniones negativas de uno mismo como orador (no soy bueno para hablar frente a las multitudes, no soy un buen orador público, soy aburrido, etc.) también pueden aumentar la ansiedad y aumentar el miedo a hablar en público. 

Técnicas para superarlo

Por todo lo antes expuesto, resulta sencillo el entender por qué a la gente le resulta tan complicado el hablar en público. Pero lo que buscamos es ayudarte. De manera que a continuación te compartiremos algunas técnicas para quitarte esta fobia:

Comienza pequeño

Si eres nuevo en el mundo de hablar en público, comienza con poco. Encuentra algunos amigos y familiares para practicar. Comienza hablando a grupos más pequeños y aumenta desde allí. 

El tamaño de la audiencia no hace ninguna diferencia. Si conoces el tema, tu miedo a hablar se evaporará rápidamente.

Prepárate bien

Nada ayuda a aliviar el miedo a hablar en público mejor que conocer tu material. La capacidad de conectarte con tu audiencia proviene de tener la confianza de que el conocimiento no se perderá durante su entrega, superando así el miedo a hablar en público. 

Ensaya varias veces antes de la gran charla. Checa tu presentación y siempre ten material de respaldo en caso de que te sobre tiempo.

No solo memorices las palabras

Dominar el arte de hablar en público no viene de memorizar palabra por palabra todo tu discurso. Los verdaderos profesionales usan una técnica para superar el miedo de hablar en público que consiste en conocer su material al recordar puntos clave.

Evita hablar demás

La mayoría de las presentaciones y discursos de negocios son monólogos aburridos llenos de diapositivas y viñetas interminables de PowerPoint. Elimina la presentación de PowerPoint y convierte tu material en el punto focal de la charla. 

Si usas PowerPoint, adopta el enfoque de usar imágenes que transmitan rápidamente tu mensaje.

Reduce el estrés

El momento más temible de cualquier presentación es el minuto antes de la entrada al escenario. Usa la técnica de los atletas de élite visualizando un resultado positivo y utilizando la respiración profunda del vientre para reducir el estrés y aumentar la confianza.

Encuentra un amigo para enfocarte

Antes de hablar en público en el escenario, preséntate ante algunos miembros de la audiencia en la primera fila. Durante su charla, mire a estas personas a los ojos para aliviar tus nervios y conectarte con tu audiencia.

Cierre

Si sigues estos pasos, seguramente te resultará muy sencillo el empezar a ser un increíble orador, lo cual tendrá como finalidad que te sientas a gusto expresando tus ideas en todo momento y que te desarrolles como el verdadero emprendedor que eres.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *