Rate this post

Introducción

¿Por qué es tan importante cumplir objetivos en nuestra vida? ¿Por qué cuando no alcanzamos metas sentimos que fracasamos? ¿Cuál es el camino para alcanzar lo que nos proponemos?

Todas esas interrogantes seguramente han pasado por tu mente alguna vez y es completamente normal. ¿Sabías que nuestro cerebro asocia el logro de metas con bienestar y la salud mental?.

Tener la sensación de que se ha desperdiciado la vida es común cuando se llega a ciertas edades. Y esto ocurre porque la sociedad nos ha acostumbrado a ciertos patrones.

Por ejemplo, uno de esos patrones es que a los 30 ya debes estar casado, tener casa e hijos. A los 40 ya deberías ser libre financieramente y así otro montón de ideas impuestas que nada tienen que ver con lo que cada uno aspira para su vida. 

Cumplir objetivos para nosotros es sinónimo de estar bien, por eso, nos invade una especie de frustración cuando no logramos lo que nos planteamos en la vida. Incluso hasta llegamos a pensar que desperdiciamos los años vividos

Debes saber que esa no es la actitud correcta, ni la más objetiva. Asumir que ya es tarde o no podemos mejorar algo es precisamente el obstáculo que no nos deja avanzar ni lograr lo que tanto deseamos.

¿Cómo saber si estás desperdiciando los mejores años de tu vida?

Lo primero que debes hacer es analizar las cosas de forma objetiva, esto quiere decir realista, viendo las situaciones tal y como son. No es justo que te auto castigues pensando que no eres capaz de alcanzar objetivos o que es tarde para hacerlo.

Todo está en nuestra mentalidad. Si lo que hacemos es repetirnos constantemente que no podemos, que no somos capaces, que la edad nos impide cosas, entonces así será. Sin duda, lo que hay en nuestro cerebro condiciona nuestro accionar.

Por otro lado, debes entender que la vida no es como una lista de supermercado en la que tenemos que ir tachando cosas. No vinimos a este mundo para hacer esto y aquello, no estamos obligados a nada.

¿Sientes que hay metas que quieres cumplir, pero te preocupa no ir en el camino correcto para alcanzarlas? ¿Temes estar desperdiciando años de tu vida? Recuerda que cada día es una oportunidad más para acercarte a tus objetivos, para enfocarte y trabajar por ellos.

Aprovecha cada jornada al máximo. ¿Quieres un nuevo trabajo, un ascenso, una casa? Mientras tengas vida siempre habrá oportunidad para hacer cosas que te ayuden a concretar estas metas. Recuerda, el único obstáculo te lo colocas tú si tienes una mentalidad negativa.

Las únicas excusas que existen, solo las que creas tú

El cansancio, falta de tiempo, la edad, la indecisión, falta de recursos financieros, en fin, muchas de estas son las excusas con las que justificas el no haber cumplido metas.

Si te enfocas en ese tipo de excusas solo conseguirás desmotivarte cada vez más y ese será la verdadera razón por la que no logras cumplir objetivos. Insistimos en que cada día tienes la oportunidad de ser mejor persona, mejor profesional y alcanzar lo que desees.

Es hora de empezar a cambiar el chip

Hay algo que no debes olvidar, y es que poco importa si tienes 20, 30, 40 o 50 años, la vida es hoy, lo que importa es el ahora. El pasado es algo que quedó atrás y hay cosas que no puedes cambiar. El futuro es algo por lo que trabajas o con lo que sueñas, pero que solo está en tu mente y aún no ocurre.

Lo importante es aprovechar el presente y las herramientas de las que dispones hoy para acercarte a tus objetivos de vida. Recuerda que lo hagas hoy será el fruto que verás en el futuro, por eso enfócate en el ahora.

Aún en las circunstancias más negativas debes esforzarte por recobrar la esperanza y la motivación. Nada bueno que deseamos alcanzar en nuestra vida lo lograremos desde pensamientos negativos, por eso es importante que comiences a cambiar el chip.

Por otra parte, tener sueños está bien, pero debes preguntarte qué haces para concretarlos. Para cumplir objetivos necesitas dedicar tiempo y energía, no basta con idealizar.

Deja de esperar que las cosas sucedan, las cosas no ocurren porque sí, tú debes pasar a la acción. Es decir, en tus manos está transformar tus deseos en resultados y para ello debes trabajar.

Cierre

Para lograr cumplir tus objetivos lo más importante es que no le des espacio al autosabotaje. Los pensamientos negativos de “no puedo”, “quizá no esté destinado para mí”, “ya a estas alturas no podré alcanzarlo”, deben salir de tu cabeza.

En la vida no hay meta que no estés en la capacidad de alcanzar, solo necesitas cambiar tu forma de pensar. Adicional al cambio de mentalidad, debes ejecutar acciones diarias que te conduzcan hacia esos objetivos que deseas ver materializados.

No hay motivo para pensar que por el hecho de que no hayas concretado -aún- una meta, es el fin. Mientras tengas vida hay esperanza y mientras hay esperanza hay oportunidad. ¿Qué esperas para trabajar por tus sueños y cumplir tus objetivos?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *